Schopenhauer, restaurante sin gluten en Viena

Os dejo con la reseña de Ricardo, autor del blog celiacoalostreinta, sobre el restaurante Schopenhauer en Viena. Yo lo añado a mi mapa de rincones sin gluten!

startseite5

Schopenhauer interior

El dueño es celiaco y colabora con la asociación austriaca de celiacos. Elaboran diariamente variospasteles sin gluten, pan para el desayuno y ofrece muchos platos sin gluten:
  •  Gulash de carne vienesa con albóndigas (Rindsgulasch)
  •  Lentejas con tocino y rellenos (Linsen mit Speck und Knödel)
  •  Ensalada Caprese, ensalada Schopenhauer
  •  Salchichas Sacher con rábano picante, mostaza y pan.
  •  Salchichas Sacher con zumo y dulces
  •  Huevos con jamón.
  •  Pasteles variados.
Me encantó este café-restaurante, con su decoración tradicional, sus mesas llenas de gente (mayorcita) jugando a las cartas, bebiendo su café vienes (y algún licorcito)…
Pan sin gluten calentito y envasado
Y allí llegamos nosotros a comer a eso de las tres de la tarde (que la gente hacía horas que había comido), rebajando a la mitad la media de edad de la clientela. Preguntamos si la cocina estaba abierta, y un camarero de 2×2 metros nos indicó amablemente que sí, y me señaló en la carta los platos sin gluten con mucho interés.
Disfruté comiendo un gulash de carnepan sin gluten calentito protegido en su envase y un pastel de semillas de amapola.
Pastel de semillas de amapola
Y mientras saciábamos el hambre, en la mesa de al lado un profesor jubilado enseñaba química inorgánica (en alemán), otros leían unos periódicos enormes, otros jugaban a las cartas…
Os lo recomiendo porque la comida está riquísima y el local es tan especial que bien merece una visita. Está fuera de la parte más turística pero se llega en diez minutos con el tranvía.
Anuncios

Nace Alergychef, la primera plataforma de reservas de restaurantes para alérgicos e intolerantes

A partir de hoy, las personas que tienen alergias o intolerancias alimentarias lo tendrán algo más fácil: a través del web Allergychef, podrán reservar mesa a veinte restaurantes de Barcelona formados y concienciados en estas problemáticas.

Allergychef-plataforma

Tener celiaquía, ser intolerante a la lactosa, a los huevos, a la fruta, a los frutos secos, al pescado o al marisco es, a día de hoy, un problema que afecta un 20% de la población, según datos de la Sociedad Catalana de Alergología e Inmunología Clínica (SCAIC). Todas estas personas, cuando comen fuera de casa, se encuentran con un problema grave: cómo pueden detectar qué platos de la carta del restaurante contienen los alimentos que su cuerpo rechaza? Los celiacos, por ejemplo, no toleran el gluten, una proteína presente en cereales como el trigo, la cebada, el centeno o la avena. Esto quiere decir que no podrán consumir la mayoría del pan, la pasta, las galletas o la cerveza que sirven gran parte de restaurantes. Locales donde, además, los camareros tampoco acostumbran a saber cuáles son los alimentos que contiene cada plato. Todo ello hace que a las personas con alergias e intolerancias alimentarias los cueste salir a comer fuera.

Cansados de este panorama, los tres impulsores de Allergychef, Alfons Costas, Marina Saurí y Míriam Piñol, han querido dar un paso adelante para conseguir que “comer fuera de casa deje de ser un problema para alérgicos e intolerantes y pase a ser un placer”, explica Piñol. Con este propósito han ideado una plataforma en linea que permitirá reservar de manera gratuita a cualquier de los veinte restaurantes de Barcelona formados y concienciados en estas problemáticas que ahora mismo forman el directorio del web, que se irá ampliando en los próximos meses con la idea de hacerlo extensivo a otras localidades.

Los usuarios podrán registrarse a la plataforma, detallar las alergias e intolerancias que tienen y reservar mesa a todos los restaurantes que han recibido una formación específica para atenderlos, avalada por la Sociedad Catalana de Alergología e Inmunología Clínica (SCAIC).

“En la web encontramos todo tipo de restaurantes, desde algunos con estrella Michelin, hasta otros con precios mucho más económicos. El único criterio común es la sensibilidad, la concienciación y la adaptación de su cocina hacia el colectivo alérgico e intolerante alimentario”, dice Piñol.

El proyecto tiene el apoyo de varias personalidades del mundo gastronómico, como por ejemplo La Bodega de Can Roca o el Campus de la Alimentación de Torribera de la Universitat de Barcelona.

Qué vivan los homenajes

Toda ocasión es buena para rendirse un homenaje a uno mismo. ¡Ay la felicidad de los pequeños placeres…!

Starbucks brownie sin gluten

Si la combinación de un sándwich del Sandwichez con el zumo Chez es buena, la del Chai tea latte con leche de soja con el brownie sin gluten del Starbucks es un amor a primera vista.

El Chai tea latte con leche de soja no necesita recomendación. Todo el mundo lo sabe. Lo pruebas y repites.

 

El brownie de chocolate sin gluten está rico aunque es bastante mejorable. Es más denso que un bocadillo de polvorones y te deja tan lleno que creo que hasta la hora de cenar no podré comer nada más.

Feliz fin de semana!

Un regalo caído del cielo

Al capone cerveza sin gluten

Tienes hambre. Es hora de comer. Ves una hilera de restaurantes, uno al lado del otro. Todos parecen iguales pero… de repente ves un cartel que dice: “Eres celíaco? No es un problema”. Sientes que es tu día de suerte.

Este restaurante de tapas, pizzas y pasta está ubicado en el puerto de Torredembarra. Se llama “Al Capone da Franco”. Es un rincón precioso, tranquilo, ideal para disfrutar de una comida relajada. Si podéis poner los teléfonos en silencio y guardar los relojes, mucho mejor. El sitio se lo merece.

Las mesas situadas en la terraza exterior tienen vistas directas a las barcas que están atracadas en el puerto. Una escena idílica, ¿verdad? 

El dueño tiene controladísima la carta. Cuando me dijo que tenían chipirones rebozados con harina de maíz… no lo dudé! Una de chipirones! Hacía siglos que no me comía unos.

Al capone

Me sorprendió que tuvieran pasta rellena sin gluten. Normalmente solamente tienen la opción de pasta tipo spaguettis o macarrones. Así que pedimos unos raviolis al pesto y la pizza Calogero con salsa boloñesa y verduras asadas. Todo para compartir. La pasta me pareció realmente buena. La pizza también pero para mi gusto hubiera estado mejor un poco más tostadita y gratinada.

Fue un detalle que viniera a saludarnos la dueña el restaurante. Me comentó que ella también es celíaca y que por esta razón ofrecen una carta tan extensa sin gluten.

El ‘icing on the cake’, cómo dirían en Inglaterra o ‘la guinda del pastel’ cómo diríamos aquí fue, nunca mejor dicho, el postre. Un brownie sin gluten, casero, alucinante. Esponjoso, sabroso, nada seco, con una muy buena combinación de frutos secos y chocolate negro… nos lo sirvió caliente, con un poco de nata al lado, y cuando inqué la cucharadita en esa pequeña porción de placer… supe que sería de los buenos. Un ‘must do’ en toda regla.

Al capone brownie

Fue un regalo caído el cielo. Lo recomiendo absolutamente.

En total, los 3 platos, bebida, postre y cafés nos salió por unos 53 euros.

Os dejo con un poco de dream-pop de las gemelas Kiley, tal y cómo ellas mismas se definen.

Jamie’s Italian

Blacksheep_Jamies_Angel_01-740x492

Otro sitio que no puedo dejar de recomendaros es la pizzería Jamie’s Italian, en Londres. Es el restaurante italiano del conocido cocinero inglés Jamie Oliver. Tiene varios Jamie’s Italian repartidos por toda Inglaterra. Yo os puedo contar mi experiencia con el que está situado en la zona de Angel, Londres.

Es un restaurante moderno, con una estética industrial y fría. No transmite calidez pero los camareros se encargan de remediarlo. Son realmente encantadores, como mínimo los dos que nos atendieron a nosotros.

No es una pizzería típica y tópica. Sus platos son distintos, originales y, en serio, riquísimos. En Jamie’s el problema de la celiaquía está totalmente normalizado. Los camareros saben indicarte con toda seguridad qué plato está exento de gluten y cual no. Además, de todos los platos de pasta que había en la carta -si no recuerdo mal- solamente dos no se podían preparar con pasta sin gluten. El resto eran totalmente adaptables.

Por una vez en mi vida escogí un plato común, normal; de éstos que puedes prepararte tú mismo en casa: unos espaguetis a la boloñesa. Mi amigo me comentó que todos los platos tenían un toque original, distinto y que estaba convencido de que me encantaría. No podía estar más en lo cierto. Mis espaguettis estaban de rechupete y la lasaña que pidió mi amigo, según él, también estaba muy rica. Es un buen sitio para ir a comer y tener la tranquilidad que tanto los celíacos cómo los no celíacos van a disfrutar.

Aquí tenéis la carta de platos sin gluten que ofrecen en los Jamie’s Italian. Veréis que no detalla la pasta gluten free pero tal y cómo indica en la parte de arriba, solamente tenéis que preguntárselo al camarero y él os indicará qué opciones tenéis. 

Por otro lado, en la web de Jamie también podéis encontrar una sección de recetas sin gluten. Si bien es cierto que la mayoría de platos que plantea, de por sí ya no contienen gluten -cómo unas verduras al horno o un carpaccio de atún-  se agradece disponer de recetas que con total certeza sabes que no llevan ningún ingrediente peligroso.

La banda sonora de hoy no podía ser más oportuna… Nos quedamos en el Reino Unido. Un poco de Franz Ferdinand.

A disfrutar

Cruzando fronteras

¿Qué tal el fin de semana? Os dejo una rica merienda! Un artículo sin gluten y con saborcito londinense publicado hoy en el periódico El Ibérico, en el que hacen referencia a este blog y a servidora 😀

Check it out!

Va per tu, daddy.

http://www.eliberico.com/ocio/ocio/gastronomia/6625-londres-una-de-las-ciudades-con-mas-oferta-gastronomica-para-los-celiacos.html